Lo interesante ahora es haber descubierto que las emociones también pueden quedar atrapadas en los canales bioenergéticos y principalmente en sus extremos, es decir, al comienzo o al final del meridiano. La historia cuenta que en el año de 1980, el Psicólogo Clínico Roger Callahan estaba trabajando con una paciente (María), en relación a una intensa fobia al agua. Sufría de dolores de cabeza frecuentes y pesadillas aterradoras, relacionadas con su trastorno. Durante mucho tiempo María visitó varios terapeutas sin ningún resultado. El Dr. Callahan tenía año y medio tratándola con técnicas convencionales y todo seguía igual, hasta que un día decidió estimular con la punta de los dedos de sus manos, debajo de los ojos de su paciente (el punto de inicio del Meridiano del Estómago), ya que María manifestó una incomodidad estomacal.
Para su sorpresa, la paciente anunció inmediatamente que su fobia había desaparecido, corrió a una piscina cercana y empezó a echarse agua en la cara. Todos los síntomas desaparecieron al instante y en ese momento nació la revolucionaria técnica de EFT. El gran descubrimiento fue enunciado de esta manera: “La causa de toda emoción negativa, es un trastorno en el sistema energético del cuerpo”
El Ingeniero Gary Craig, gran investigador respecto al bienestar humano, se encontró un día con Callahan y terminó desarrollando su propia técnica, que he practicado también con mucho éxito y deseo transmitir a continuación en forma resumida.

Procedimiento:
1. Elaborar una frase con el tema que deseas tratar.
Supongamos que tuviste un desacuerdo con tu pareja y te sientes muy mal por ello. Entonces, la frase podría ser por ejemplo: “Me siento muy mal por lo que dijo x (nombre de la pareja)”

2. En una escala de 0-10, evaluaré la intensidad de la emoción. Cero significa que no me afecta para nada y 10 que me preocupa muchísimo. Se trata de determinar en qué grado ese recuerdo me sigue afectando.

3. Previo a la secuencia de puntos a tratar y como una manera de garantizar el éxito, se estimula un punto llamado karate (ID3), situado en la parte de la mano que se utiliza cuando se da un golpe de karate. Mientras se dan golpecitos con la mano dominante, en el punto karate de la mano opuesta, se repite tres veces una frase integrando la situación a tratar. En el ejemplo que pusimos, diríamos algo así como: “aunque me siento muy mal por lo que dijo x (nombre de la pareja), me amo y me acepto profunda y completamente a mí mismo (a).
Recuerda repetirlo tres veces.

4. Secuencia a seguir.
En cada punto se verbaliza la situación, por ejemplo: “Me siento muy mal por lo que dijo fulano (a)”, mientras golpeas alrededor de ocho o diez veces cada punto.
a. Al principio de las cejas (V1)
b. Al final de las cejas (VB1 y/o TR23)
c. Debajo de los ojos (E1)
d. Debajo de la nariz (VG26)
e. En el mentón, debajo del labio inferior (VC24)
f. Entre en inicio de la clavícula y la primera costilla (R27)
g. Debajo de las axilas (CS1)
h. Finalmente, realiza una respiración profunda inhalando y exhalando lentamente.

5. Se reevalúa en la escala de 0-10 y si todavía no está en cero, puedes repetirlo algunas veces más y ver si logras llegar a cero.

 eft2

______________________

Nota: Te sugiero entrar a Internet y bajar e imprimir el manual de Gary Craig, o bien buscar sus videos ilustrativos.